BRCGS Packaging Materials versión 6

La norma “BRC Global Standard for Packaging” es la primera norma sobre embalajes y envasado en ser reconocida globalmente por la GFSI (Iniciativa Global de Seguridad Alimentaria). Fue originalmente creada y publicada en 2001, y fue diseñada para proteger al consumidor al proporcionar unas bases comunes para la certificación de compañías que suministran envases a los productores de alimentos.

El 1 de febrero de 2020 entró en vigor la nueva edición de la norma BRCGS Materiales de Packaging, por lo que la renovación anual será imprescindible para las empresas, llevarlas a cabo en esta nueva versión, las empresas certificadas según esta norma, cuentan con un periodo de 6 meses antes de que se lleven a cabo las auditorías según la nueva edición (a partir de febrero de 2020).

La norma BRC para Envasado aplica a cualquier fabricante que produzca materiales de empaque para todo tipo de productos, desde alimentos hasta productos de consumo.

El desarrollo de la nueva versión se basa en una consulta amplia para comprender los requisitos de las partes interesadas. También se realizó una revisión de los problemas emergentes en la industria del packaging y de las industrias relacionadas.

Las características principales permanecen de forma integral en la norma, entre las que destacan:

  • La reducción de la carga de auditoría.
  • El reconocimiento de la diversidad dentro de la industria.
  • El fomento de una mayor transparencia y trazabilidad en la cadena de suministros, etc.

Con la nueva versión, se presentan cambios importantes que deben tenerse en cuenta, entre las novedades a destacar entre las versiones: 

  • Mejorar los procesos utilizados por los sistemas de gestión de calidad en los controles de envases impresos y a través de un enfoque de análisis de riesgos y peligros.
  • Continuar garantizando la coherencia del proceso de auditoría en todo el mundo.
  • La importancia de una cultura de seguridad y calidad de los productos en el esfuerzo por mejorar la transparencia y la coherencia en toda la cadena alimentaria.
  • Simplificar los requisitos de higiene basados únicamente en el riesgo.
  • Introducir una nueva cláusula fundamental, acciones correctivas y preventivas, para abordar los problemas y minimizar el riesgo de que ocurran.
  • Basándose en el riesgo, establecer un programa de seguimiento microbiológico ambiental.
  • Se simplifica el programa de auditorías, se podrá elegir una auditoría anunciada o no anunciada, lo que se traduce en un enfoque más coherente dentro de las normas más relevantes relacionadas con productos de consumo.

La implantación de esta norma, ayuda a los empresarios con la puesta en práctica de las normativas legales al mismo tiempo proporcionan una guía uniforme en relación a la seguridad del producto y a aspectos relacionados con la calidad; también es útil como herramienta para identificar peligros potenciales y anticiparse a los mismos.

Desde Qualen, aseguramos el conocimiento, perfil y capacidad, así como la competencia necesaria en el alcance de esta norma para llevar a cabo la auditoría con la máxima calidad. No dudes en ampliar información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Follow by Email
LinkedIn