Cálculo, Registro y Certificado de Huella de Carbono

La huella de carbono es la totalidad de gases de efecto invernadero (denominados GEI) emitidos por efecto directo o indirecto a través de la actividad que desarrolla nuestra organización.

El tratar de disminuir la huella de carbono, se considera uno de los esfuerzos que realizan las compañías, alineados con el firme compromiso de las mismas en relación con la lucha climática.

El cálculo de la huella de carbono que genera cada fuente de emisión, será el resultado del producto del dato de consumo (actividad) por su correspondiente factor de emisión. En base a esta fórmula, se dan varias metodologías para el cálculo de la huella de carbono como son UNE-ISO 14064, GHG Protocol, entre otras, y también se puede llevar a cabo el análisis (cuantificación de la huella de carbono de productos) y certificación de la misma, siguiendo la norma ISO 14067.

Huella de carbono = Dato de la actividad x Factor de emisión.

El Registro de la Huella de Carbono, creado por el Real Decreto 163/2014, de 14 de marzo, recoge los esfuerzos de las organizaciones españolas en el cálculo y reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que genera su actividad, y a su vez, les facilita la posibilidad de compensar toda o parte de su huella de carbono. Estos proyectos, integran numerosos beneficios ambientales y sociales, entre los que se encuentra la absorción de dióxido de carbono de la atmósfera, también conocida como secuestro de carbono.

Este Registro, de carácter voluntario y gratuito, recoge los esfuerzos de las empresas, administraciones y otras organizaciones españolas en el cálculo, reducción y compensación de las emisiones de gases de efecto invernadero que genera su actividad.

El Registro establece unos criterios en cuanto a la verificación de la huella de carbono por un tercero independiente, fundamentalmente basándose en el tamaño de la organización y en los alcances incluidos en la huella, con alcances hacemos referencia básicamente a que para calcular la huella de carbono se diferencian tres tipos de emisiones:

– Emisiones de alcance 1: emisiones directas producidas por quema de combustibles.

– Emisiones de alcance 2: emisiones indirectas generadas por la electricidad consumida y comprada.

– Emisiones de alcance 3: emisiones indirectas producidas por la actividad de la organización (por ejemplo, viajes del personal).

Una vez inscrita la huella de carbono de un año determinado, el sello otorgado no pierde validez, ya que refleja el año para el que se realiza el cálculo, no siendo obligatorio por tanto continuar inscribiendo las huellas de años posteriores. No obstante, si se desea obtener el sello de “Calculo + Reduzco”, al menos será necesario tener inscrita cuatro años consecutivos, la huella de carbono.

La nueva versión de la norma UNE-EN ISO 14064-1:2019 define los límites para realizar el cálculo e informe de la huella de carbono de una empresa y facilita la inclusión de fuentes de emisión indirectas de GEI (lo que definíamos anteriormente como Alcance 3).

Los principales cambios de la nueva versión de la norma son:

  • Los límites operacionales que la empresa tiene que definir al inicio del cálculo de la huella de carbono ahora se establecen los límites de informe, que cada organización tiene que establecer y documentar de forma previa a la realización del inventario.
  • El anterior alcance 3 “Otras emisiones indirectas de GEI” ahora se establecen las emisiones indirectas de GEI y se divide, a su vez, en diferentes categorías.
  • Se establen los nuevos requisitos, como puede ser el tratamiento del carbono biogénico y las emisiones de GEI que se relacionan con la electricidad.

Como os hemos comentado en otras ocasiones, una de las medidas a destacar es la inclusión por parte del Ministerio de Hacienda, de este tipo de inscripción como criterio de valoración en Licitaciones Públicas, lo que beneficia a las empresas en concursos públicos.

El artículo 145 de la nueva Ley de Contratos del Sector Público contempla, por primera vez, la inclusión de “las características medioambientales” como uno de los aspectos a tener en cuenta en los criterios cualitativos de adjudicación. Estas características medioambientales podrán referirse, entre otras, “a la reducción del nivel de emisión de gases de efecto invernadero; al empleo de medidas de ahorro y eficiencia energética y a la utilización de energía procedente de fuentes renovables durante la ejecución del contrato; y al mantenimiento o mejora de los recursos naturales que puedan verse afectados por la ejecución del contrato”.

En Qualen Consulting contamos con un equipo de profesionales para ofrecerte asesoramiento en el servicio de inscripción en el Registro Nacional de Huella de Carbono.

Si necesitas ampliar información, desde Qualen Te ayudamos a implementar el proceso del cálculo de la huella de carbono de la organización e identificamos los focos de emisión, con el objeto de realizar un plan de reducción personalizado. Con ello, logramos reducir los costes y las emisiones de GEIs (Gases de Efecto Invernadero) emitidas por cada empresa. Solicítanos información sin compromiso en info@qualen.es o a través de nuestro teléfono 659 019 328 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Follow by Email
LinkedIn
LinkedIn
Share