Informes no financieros – Quién debe presentarlo

La Ley 11/2018 en materia de Información no financiera y diversidad, tras su publicación en el BOE, supuso un cambio en la forma en que las empresas reportan sus impactos ambientales, sociales y de gobierno, y determina qué empresas deben reportar este tipo de información a través de una memoria que se redacta a tal efecto.

La divulgación de información no financiera o relacionada con la responsabilidad social corporativa contribuye a medir, supervisar y gestionar el rendimiento de las empresas y su impacto en la sociedad.

Una mayor información no financiera por parte de las empresas constituye un factor importante a la hora de garantizar un enfoque más a largo plazo, que debe ser fomentado y tenido en cuenta por las organizaciones. En este contexto, con el fin de mejorar la coherencia y la comparabilidad de la información no financiera divulgada, algunas empresas deben preparar un estado de información no financiera que contenga información relativa, por lo menos, a cuestiones medioambientales y sociales, así como relativas al personal, al respeto de los derechos humanos y a la lucha contra la corrupción y el soborno.

Estos informes deben ser presentados junto a las cuentas anuales, y se compone por una memoria que describa ciertos aspectos detallados, vinculados a la actividad de la misma y a su entorno y relación con el mismo (mercados en los que opera, objetivos, y los riesgos derivados y / o asociados a relación con el medioambiente, incluyendo aspectos referentes a las relaciones con los empleados, el respeto a los derechos humanos e incluso la lucha contra el fraude y la corrupción).

Al facilitar esta información, las empresas obligadas deben basarse en marcos nacionales, marcos de la Unión Europea, pudiendo utilizarse el Sistema de Gestión y Auditoría Medioambientales (EMAS) adaptado a nuestro ordenamiento jurídico a través del Real Decreto 239/2013, de 5 de abril, o en marcos internacionales tales como el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, el Acuerdo de París sobre cambio climático, los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos que ponen en práctica el marco de las Naciones Unidas para «proteger, respetar y remediar», las Líneas Directrices de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) para Empresas Multinacionales, la norma (ISO) 26000 de la Organización Internacional de Normalización, la norma (SA) 8000 de la Responsabilidad Social Internacional, la Declaración tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la política social de la Organización Internacional del Trabajo, la Iniciativa Mundial de Presentación de Informes de Sostenibilidad del GRI (GRI Sustainability Reporting Standards), u otros marcos internacionales reconocidos.

Estarán obligadas a presentar esta memoria:

Organizaciones con más de 500* empleados durante el ejercicio.

Organizaciones consideradas de interés público de acuerdo a la Ley de auditoría de cuentas o bien que durante dos ejercicios cumplan dos de estas tres condiciones:

·         Total partidas del activo consolidado sea superior a 20 M€.

·         Importe neto en la cifra de negocio anual superior a 40 M€.

·         Número de empleados supere los 250 durante el ejercicio.

*Transcurridos tres años de la entrada en vigor de esta Ley (deadline Diciembre 2021), la obligación de presentar el estado de información no financiera consolidado será de aplicación a todas aquellas sociedades con más de 250 trabajadores que tengan interés público, según la legislación vigente (con la excepción de pequeñas y medianas empresas),o bien, aquellas sociedades que reúnan a fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos una de las siguientes circunstancias:

El total de las partidas del activo sea superior a 20.000.000 euros.

El importe neto de la cifra anual de negocios supere los 40.000.000 euros.

Entre los beneficios para la empresa están:

  • Herramienta que nos permite elevar la confianza y afianza los vínculos con nuestros grupos de interés.
  • Nos da un enfoque global de la organización que nos permite realizar una evaluación sólida del comportamiento de la organización y servirá de base para una mejora continua de los resultados.
  • Genera información de utilidad para la toma de decisiones, lo que nos ayudará a generar ventaja competitiva y diferenciará dentro del actual mercado competitivo.

Si necesitas ampliar información sobre cómo presentar la los Informes No Financieros, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de info@qualen.es

 

 

SR10 sobre RSC

Cuando hablamos de Responsabilidad Social Corporativa hablamos del conjunto de principios y normas éticas de conducta empresarial, que se basa en la gestión de los impactos sociales y ambientales que se generan en nuestro entorno y en nuestros grupos de interés, debido a la actividad de nuestra organización.

Entre los Sistemas de Gestión de Responsabilidad Social existentes, nos encontramos con IQNet SR10. Se trata de un estándar internacional certificable, que establece los requisitos de un Sistema de Gestión de la Responsabilidad Social, para organizaciones comprometidas con los principios y recomendaciones sobre Responsabilidad Social existentes, en especial los contenidos en la  norma internacional ISO 26000.

Los principios de Responsabilidad sobre los que se orienta la ISO 26000:

  1. Rendición de Cuentas
  2. Transparencia
  3. Comportamiento ético
  4. Respeto a las partes interesadas
  5. Principio de Legalidad
  6. Respeto a la Normativa Internacional
  7. Respeto a los Derechos Humanos

También la norma, define unos principios explícitos que se incluyen en el estándar IQNet SR10:

  • Transversalidad: integrar la norma en la todos los aspectos de la organización, nos servirá para ofrecer información clara y estandarizada de nuestras actividades en un entorno económico, ambiental y social.
  • Enfoque a grupos de interés: identificando sus necesidades y expectativas.
  • Voluntariedad: la organización adquiere el compromiso de forma voluntaria.
  • Mejora continua: Se basa en la estructura PDCA (Plan-Do-Check-Act) – Planificar, Ejecutar, Verificar y Actuar.

Entre los beneficios:

  • Gestión de la Responsabilidad Social de la organización compatible con otros sistemas de gestión: sistemas de gestión de calidad ISO 9001, sistemas de gestión ambiental ISO 14001 y/o EMAS, así como sistemas de gestión de prevención de riesgos laborales.
  • Incremento de la confianza y credibilidad mediante la demostración de compromiso de mejora con la sociedad, el medio ambiente y los grupos de interés a través del reconocimiento por un auditor independiente (AENOR e IQNet).
  • Diferenciación, mejora de la reputación y mejora competitiva, reconocimiento y difusión internacional a través de la red IQNet.
  • Facilita y favorece la elaboración de informes de Sostenibilidad y Responsabilidad Social.

Si necesitas ampliar información o recibir asesoramiento sobre los requisitos necesarios para garantizar la responsabilidad social en tu empresa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de info@qualen.es

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Follow by Email
LinkedIn
LinkedIn
Share