Qualen colabora con varias iniciativas en la lucha contra el Covid-19

Semanas anteriores publicábamos una noticia en relación con cómo las empresas españolas colaboraban y aportaban su granito de arena a paliar, en la medida de lo posible, las graves consecuencias económicas y sociales que esta pandemia está dejando.

Qualen, dentro de su compromiso y haciendo mención a las buenas prácticas de responsabilidad social, ha colaborado con varias causas, haciendo sus correspondientes dotaciones económicas para luchar contra la pandemia.

Qualen ha contribuido con Cruz Roja, mediante el Plan Cruz Roja Responde: Emergencia Coronavirus, plan en el que Cruz Roja pretende reducir los efectos de la pandemia Covid-19 adaptando sus servicios y actividades, para asegurar la continuidad de sus servicios a la población en general y, especialmente, a las personas en situación de vulnerabilidad.

Por otro lado, Qualen, ha querido participar en la iniciativa promovida por Auara y ha donado agua, mediante el proyecto #AguaparaHospitalesCOVID19, donde cada 1€ donado financia 5 litros de agua mineral a los hospitales.

La iniciativa, pertenece a una campaña de crowdfunding, logrando alcanzar 167.000€ que han ayudado a Auara (empresa social que comercializa agua mineral y destina el 100% de sus dividendos a proyecto de acceso a agua potable en países en vías de desarrollo) a asumir los costes básicos de producción y distribución de todas esas botellas. El proyecto cuenta con más de 3.000 donantes, particulares y empresas, donde Qualen ha querido colaborar y aportar su granito de arena.

Como siempre, desde Qualen, queremos destacar la importancia de la responsabilidad social corporativa que ejercen las empresas, todos estos proyectos, ayudas, colaboraciones, el compromiso de todas, responden a iniciativas socialmente responsables, y resultan de vital importancia en estos momentos para superar entre todos esta crisis.

Empresas Españolas Socialmente Responsables

Las empresas en su compromiso con la sociedad, se están volcando para ayudar contra el coronavirus, intentando colaborar y paliar las graves consecuencias económicas y sociales que esta pandemia está dejando.

Desde hoteles que ceden el total de sus instalaciones al servicio del sistema sanitario y de los ciudadanos, equipos de fútbol, retailers de reconocido prestigio, aerolíneas, etc., que con sus donaciones económicas, de mano de obra, productos de primera necesidad en estos momentos, como son mascarillas, sábanas para residencias y hospitales, hacen llegar la solidaridad a todos los rincones del país.

Algunas de las grandes empresas que conforman el Ibex35 también han anunciado un fondo común para comprar respiradores, entre ellas están Telefónica, Inditex, Iberdrola, BBVA o el Banco de Santander que aportarán una dotación económica para luchar contra la pandemia.

Muchas de estas empresas, desde autónomos, pymes y grandes empresas, que deciden aportar de manera altruista, se enfrentan en estos días al anuncio de un ERTE. Para todos ellos, La Comunidad de Madrid se sumará a la iniciativa de muchas otras comunidades, que ya están ofreciendo ayudas a sus autónomos, complementarias a las del Gobierno central, para paliar las pérdidas ocasionadas por el coronavirus.

Por su parte, El Ayuntamiento de Madrid aprobó, unos días antes de que se decretara el Estado de Alarma, una línea de ayudas complementarias a las del Gobierno para paliar los graves daños ocasionados a muchas empresas y autónomos de la capital que se han visto obligados a seguir pagando personal, alquiler e incluso proveedores sin obtener ingresos.

Se trata de un paquete de medidas fiscales para intentar resarcir a los autónomos y empresarios más afectados por la situación completamente excepcional que está viviendo la capital.

Destacar por último, la importancia de la responsabilidad social corporativa – RSC, ejercida por las empresas en estos días, todas las iniciativas que anuncian, responden a iniciativas socialmente responsables, resultando fundamentales en estos momentos para España y siendo el impulso necesario para, que unidos bajo un mismo objetivo, superemos esta grave situación.

Planes de Igualdad. Fecha Límite para empresas con más de 150 empleados

El 7 de marzo, se cumple el periodo transitorio establecido para empresas con más de 150 trabajadores para negociar sus planes de igualdad.

El 1 de marzo de 2019 se aprobó el Real Decreto-Ley 6/2019 de “Medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación”, este introduce modificaciones en la Ley de Igualdad, afectando en la obligación de la negociación de planes de igualdad para las empresas, estableciendo que entre en vigor de forma progresiva.

La normativa vigente, establece la obligatoriedad para las empresas, para que elaboren y apliquen un plan de igualdad, al igual que establece, un periodo de adaptación para las mismas, para llevar a cabo dicho plan, este periodo va de 1 a 3 años en función del número de trabajadores.

Puedes ampliar información sobre las medidas necesarias para garantizar la igualdad de trato y oportunidades en el empleo, que se establecen con la entrada en vigor del RDL 6/2019, también puedes escribirnos a info@qualen.es y enviarnos tus dudas al respecto.

En Qualen, contamos con un equipo de expertos en el diseño de Planes de Igualdad para todo tipo de entidades, tramitamos, desarrollamos e implementamos el Plan de Igualdad específico para tu empresa. No dudes en solicitarnos información.

 

Principales modelos de Sistemas de Gestión en Responsabilidad Social ¿cuáles son y cuál se adapta mejor a mi empresa?

Las empresas son cada vez más conscientes de la importancia de ser socialmente responsables, eficientes y comprometidas. De lo que se sucede en una necesidad, por parte de las mismas, de dotarse de herramientas de gestión que les permitan alinear los procesos internos con los valores de la organización, y como consecuencia mejorar la reputación de la misma.

Si nos planteamos, desde nuestra organización, llevar a cabo la integración de cualquier sistema de gestión que nos ayude a ser una empresa socialmente responsable, internamente debemos asumir una serie de requisitos mínimos, como son:

  • Tener total compromiso por parte de nuestra empresa.
  • Integración dentro de nuestra estrategia y procesos.
  • Aumento de la comunicación interna.
  • Profundizar en el conocimiento de los grupos de interés que nos rodean.
  • Fomento de la transparencia en nuestras interacciones.

Entre los principales modelos de sistemas de gestión de responsabilidad social están: SA8000, SGE 21 y IQNet SR10.

La SGE 21 es un estándar para la certificación de la Gestión Ética y Socialmente Responsable de las organizaciones. Se trata del primer Sistema de Gestión de la Responsabilidad Social Europeo que permite, implementar, auditar y certificar.

Fue lanzada por Forética, la asociación de empresas y profesionales de la RSE y sostenibilidad líder en España y Latinoamérica, tiene carácter voluntario, y constituye una herramienta clave para la integración de los aspectos ambientales, sociales y de buen gobierno en la gestión de empresas y organizaciones de cualquier tipo. Además de ser compatible con otros modelos ya consolidados, como los de calidad ISO 9001, medio ambiente ISO 14001 o prevención de riesgos laborales OHSAS 18001.

Otro de los Sistemas de Gestión de Responsabilidad Social existentes, es IQNet SR10. Se trata de un estándar internacional certificable, que establece los requisitos de un Sistema de Gestión de la Responsabilidad Social, para organizaciones comprometidas con los principios y recomendaciones sobre Responsabilidad Social existentes, en especial los contenidos en la  norma internacional ISO 26000.

La Norma SA 8000, es una Norma Universal sobre Responsabilidad Social. Surge en 1997 en Estados Unidos con el objetivo claro de mejorar las condiciones de trabajo a nivel mundial. SA8000: 2014 es la versión actual del estándar.

Certifica en Ética y Responsabilidad Social, lo cual supone que las empresas deben cumplir en sus procesos de trabajo con condiciones de bienestar, de respeto a los derechos humanos, libre asociación, salarios justos y no presenten forma alguna de discriminación. Una vez implantada, la certificación en la Norma SA 8000 tiene una validez de un ciclo de 3 años y posteriormente se complementaría con una auditoría de renovación.

Es aplicable para cualquier tipo de organización y se basa en varias normas de derechos humanos internacionales existentes, entre ellas, la Declaración Universal de los Derechos Humanos de Naciones Unidas y la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño de la ONU y en las convenciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Desde Qualen te ayudamos a evaluar las necesidades particulares de tu organización, e implantamos in situ el sistema de gestión que mejor se adapte a tu empresa, en base a las Normas de certificación existentes. Si necesitas ampliar información o recibir asesoramiento sobre los requisitos necesarios para garantizar la responsabilidad social en tu empresa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de info@qualen.es

 

#Trámites: Ayudas para el Fomento de la Responsabilidad Social y la Conciliación Laboral de la Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid amplió en dos millones de euros más las ayudas al fomento de la responsabilidad social de las empresas y la conciliación de la vida laboral, personal y familiar entre los autónomos y las pequeñas y medianas empresas (pymes) madrileñas. Con estos fondos, se pretenden impulsar medidas de flexibilización de la jornada y del horario de trabajo, así como fomentar el teletrabajo.

El Consejo de Gobierno regional ha autorizado hoy esta nueva partida, que se suma a los 350.000 euros aprobados inicialmente el pasado mes de diciembre de cara a atender las solicitudes presentadas en 2019.

¿Qué empresas pueden optar a las ayudas?

Podrán beneficiarse de estas ayudas aquellos trabajadores autónomos que tengan al menos una persona contratada o las pymes de hasta 250 trabajadores que ejerzan su actividad en la Comunidad de Madrid.

En detalle:

o  Los trabajadores autónomos o por cuenta propia, dados de alta en el régimen que corresponda de la Seguridad Social o en la mutualidad del Colegio Profesional correspondiente, sean o no a su vez miembros de sociedades civiles, de comunidades de bienes, o socios de sociedades mercantiles.

o  Las pequeñas y medianas empresas, así como las sociedades civiles con personalidad jurídica, que dispongan de menos de 250 trabajadores, de un volumen de negocio igual o inferior a 50 millones de euros anuales, y de un balance general anual igual o inferior a 43 millones de euros.

Los beneficiarios deberán cumplir los siguientes requisitos, los cuales tienen carácter general, para cualquiera de las líneas de ayuda previstas:

o  Tener contratados un mínimo de un trabajador y un máximo de 250.

o  No superar los 50 millones de euros de volumen de negocio anual o tener un balance anual inferior a 43 millones de euros.

o  No ser entidades públicas.

o  Estar al corriente de las obligaciones tributarias con la Administración del Estado y de la Comunidad de Madrid, y con la Seguridad Social.

o  Realizar su actividad en la Comunidad de Madrid.

Las ayudas se dividen en dos líneas. Por un lado, se subvencionará la obtención de certificaciones de normas o estándares en el ámbito de la responsabilidad social, así como la puesta en marcha de planes directores, programas o acciones que contribuyan a la obtención de estas certificaciones. También se subvencionará la participación activa en iniciativas que fomenten la responsabilidad social.

Las ayudas se dividen en dos líneas, se subvencionará:

  1. Implantación de la responsabilidad social en los autónomos y en las pequeñas y medianas empresas: Obtener o renovar alguna certificación de normas o estándares en materia de responsabilidad social, o bien poner en marcha planes directores, programas o acciones que tengan por objeto obtener dicha certificación, así como la participación activa en iniciativas que fomenten la responsabilidad social, dentro del periodo subvencionable.
  2. Conciliación de la vida laboral, familiar y personal a través de incentivos económicos para el fomento del teletrabajo y de la flexibilidad horaria: Formalizar, al menos, un acuerdo de flexibilidad horaria o teletrabajo, por un período de tiempo no inferior a un año, con un trabajador vinculado a la empresa por contrato laboral, o bien un acuerdo colectivo con sus trabajadores; o contratar personal nuevo en la modalidad de teletrabajo, y establecer con el trabajador un acuerdo que regule esta situación por un período de tiempo no inferior a un año. Los acuerdos de teletrabajo y de flexibilidad horaria, tanto individuales como colectivos, deberán realizarse respetando las disposiciones legales y los convenios colectivos vigentes.

La Comunidad subvencionará:

  • El coste de la obtención o renovación de certificaciones de normas o estándares en el ámbito de la responsabilidad social, tales como la Norma SA 8000, la Certificación IQNet SR10, la certificación SG21, (conciliación) u otras equivalentes, el coste de la puesta en marcha de planes directores, programas o acciones que contribuyan al cumplimiento, certificación o renovación de dichos estándares, así como el coste de la participación efectiva de la entidad en iniciativas, grupos o proyectos que fomenten la responsabilidad social.
  • En el caso de teletrabajo, se incentivarán la formalización de  acuerdos de teletrabajo, por un período de tiempo no inferior a un año, con un tra bajador vinculado a la empresa por contrato laboral, o bien acuerdos colectivos  con sus trabajadores. Asimismo, la contratación de personal en la modalidad de  teletrabajo, y el establecimiento con el trabajador de un acuerdo que regule esta situación por un período de tiempo no inferior a un año
  • En el caso de flexibilidad horaria, se incentivarán el establecimiento de medidas individuales de flexibilidad horaria, tales como sistemas de compensación de días y horas, jornada laboral continua o semana laboral comprimida, permisos especiales en el caso de emergencias, etc. y por un período no inferior a un año.

 Además de las ayudas y subvenciones a las empresas, la Comunidad de Madrid ha entregado este año los primeros ‘Reconocimientos a la Responsabilidad Social en el Empleo’, reconociendo iniciativas en materia de responsabilidad social que llevan a cabo autónomos, empresas y organizaciones.

En Qualen, contamos con un equipo de expertos en la tramitación de ayudas y subvenciones, así como la implantación de normas, el desarrollo de los planes, programas o acciones necesarios para la obtención de las mismas para tu empresa. 

No dudes en ampliar información a través de nuestro mail: info@qualen.es

Acceso al texto completo:

Orden de Bases (BOCM-Nº253-23.10.2018)

Corrección de errores (BOCM-Nº173-23.07.2019)

La RSC en las empresas españolas. Situación actual.

Entendiendo la RSC como “La integración voluntaria, por parte de las organizaciones, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores/as”.

Definición proporcionada por la Comisión Europea en su “Libro verde: Fomentar un marco europeo para la RS de las empresas” 2001.

En un momento en el que la Unión Europea intenta determinar sus valores comunes adoptando una Carta de los Derechos Fundamentales, un número creciente de empresas reconoce cada vez más claramente su responsabilidad social y la considera parte de su identidad. Esta responsabilidad se expresa frente a los trabajadores y, en general, frente a todos los interlocutores y partes interesadas dentro y fuera de la empresa, que pueden a su vez influir en su éxito.

Las empresas españolas están a la vanguardia en materia de Responsabilidad Social y Sostenibilidad, según diferentes estudios y como lo demuestra su presencia en los índices y estándares que evalúan sus actuaciones en esas materias. La fundación Adecco presentó recientemente una encuesta realizada a 241 empresas españolas, todas ellas de tamaño mediano (50-250 trabajadores) o grande (más de 250 trabajadores), pertenecientes a 15 sectores de actividad.

Según datos obtenidos en esta encuesta, en una escala del 1 al 10, la mitad (50%), considera que la RSC de su compañía ha evolucionado notablemente (7-8), mientras que un 20% señala una evolución más moderada (5-6). A la pregunta: ¿en qué fase o qué nivel ha adquirido en la actualidad? Más de la mitad de las empresas (52%) sitúa la RSC en una fase de desarrollo medio-alto, siendo un elemento básico que adquiere una relevancia cada vez mayor en el core de la organización.

También del Primer Estudio sobre “Engagement y vinculación emocional en las redes sociales”, presentado por MARCO de Comunicación, se extraen algunas conclusiones interesantes, por ejemplo el 86,35 % de los españoles afirma que optaría sin ninguna duda por marcas más responsable, a igualdad de relación calidad-precio entre varias marcas. La importancia de la responsabilidad social corporativa se ha convertido en un factor implícito en la elección entre marcas.

Los españoles valoran de las marcas su esfuerzo por lograr un beneficio social a través de acciones de defensa del medio ambiente, inclusión laboral, y acciones benéficas. La RSC es un aspecto cada vez más demandado en todo tipo de organizaciones como un deber de su actividad, no como una compensación de ella. Esto ayuda a estrechar lazos entre marca y cliente, además de mejorar su credibilidad y la confianza que ofrecen, y las redes sociales son un gran escenario para analizarlo.

Apostar y creer en la responsabilidad social es garantía de un planeta donde quepamos todos y donde nadie quede atrás.

Concluyendo, ser socialmente responsable no significa solamente cumplir plenamente las obligaciones jurídicas, sino también ir más allá invirtiendo «más» en el capital humano, el entorno y las relaciones con los interlocutores. La experiencia adquirida con la inversión en tecnologías y prácticas comerciales respetuosas del medio ambiente sugiere que ir más allá del cumplimiento de la legislación puede aumentar la competitividad de las empresas.

Obtener la certificación de un sistema de gestión de Responsabilidad Social permite demostrar a la organización su implicación en su entorno social a través de una gestión ética y socialmente responsable.

Os dejamos el enlace para consultar los principales modelos de sistemas de gestión de responsabilidad social: El modelo SA8000, SGE 21 y IQNet SR10.

Si necesitas ampliar información o recibir asesoramiento sobre los requisitos necesarios para garantizar la responsabilidad social en tu empresa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de info@qualen.es

 

SR10 sobre RSC

Cuando hablamos de Responsabilidad Social Corporativa hablamos del conjunto de principios y normas éticas de conducta empresarial, que se basa en la gestión de los impactos sociales y ambientales que se generan en nuestro entorno y en nuestros grupos de interés, debido a la actividad de nuestra organización.

Entre los Sistemas de Gestión de Responsabilidad Social existentes, nos encontramos con IQNet SR10. Se trata de un estándar internacional certificable, que establece los requisitos de un Sistema de Gestión de la Responsabilidad Social, para organizaciones comprometidas con los principios y recomendaciones sobre Responsabilidad Social existentes, en especial los contenidos en la  norma internacional ISO 26000.

Los principios de Responsabilidad sobre los que se orienta la ISO 26000:

  1. Rendición de Cuentas
  2. Transparencia
  3. Comportamiento ético
  4. Respeto a las partes interesadas
  5. Principio de Legalidad
  6. Respeto a la Normativa Internacional
  7. Respeto a los Derechos Humanos

También la norma, define unos principios explícitos que se incluyen en el estándar IQNet SR10:

  • Transversalidad: integrar la norma en la todos los aspectos de la organización, nos servirá para ofrecer información clara y estandarizada de nuestras actividades en un entorno económico, ambiental y social.
  • Enfoque a grupos de interés: identificando sus necesidades y expectativas.
  • Voluntariedad: la organización adquiere el compromiso de forma voluntaria.
  • Mejora continua: Se basa en la estructura PDCA (Plan-Do-Check-Act) – Planificar, Ejecutar, Verificar y Actuar.

Entre los beneficios:

  • Gestión de la Responsabilidad Social de la organización compatible con otros sistemas de gestión: sistemas de gestión de calidad ISO 9001, sistemas de gestión ambiental ISO 14001 y/o EMAS, así como sistemas de gestión de prevención de riesgos laborales.
  • Incremento de la confianza y credibilidad mediante la demostración de compromiso de mejora con la sociedad, el medio ambiente y los grupos de interés a través del reconocimiento por un auditor independiente (AENOR e IQNet).
  • Diferenciación, mejora de la reputación y mejora competitiva, reconocimiento y difusión internacional a través de la red IQNet.
  • Facilita y favorece la elaboración de informes de Sostenibilidad y Responsabilidad Social.

Si necesitas ampliar información o recibir asesoramiento sobre los requisitos necesarios para garantizar la responsabilidad social en tu empresa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de info@qualen.es

Adhesión para Empresas a la iniciativa Pacto Mundial sobre RSE

Se trata de una iniciativa que promueve la responsabilidad social empresarial para la sostenibilidad y el desarrollo sostenible en las áreas de derechos humanos y empresa, en relación con las normas laborales, el medioambiente y la lucha contra la corrupción en las actividades y en la estrategia de negocio de las empresas.

Cuenta con el respaldo de los CEOs de más de 12.500 entidades adheridas en más de 160 países, quienes lo consideran un marco práctico para desarrollar, implantar y divulgar políticas y prácticas de sostenibilidad empresarial.

Entre los Objetivos de esta iniciativa están:

  • Incorporar los 10 Principios en las actividades empresariales de todo el mundo
  • Canalizar acciones en apoyo de los objetivos más amplios de las Naciones Unidas, incluidos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Formar parte de esta iniciativa genera beneficios para las empresas, entre ellos cabe destacar:

  1. Nos ayuda a aumentar la eficacia de las operaciones, optimizar los resultados de nuestra empresa a través de la mejora continua y el progreso en materia de sostenibilidad empresarial.
  2. Adquirir conocimientos especializados, cuentas con un equipo de expertos para posicionar tu organización a la vanguardia de la sostenibilidad empresarial.
  3. Atraer, motivar y retener a los empleados, fortalecer relaciones con proveedores y otros grupos de interés.
  4. Aumentar la confianza en la empresa y mejorar la reputación e imagen de marca.
  5. Estrechar vínculos con las Naciones Unidas y establecer redes con otras organizaciones, aumentas la visibilidad de nuestra empresa y el impacto de nuestras relaciones con la marca de Naciones Unidas.
  6. Responder a las expectativas de los mercados, perteneciendo a una comunidad de líderes empresariales que incentiva y promueve las alianzas público-privadas a través de la mayor iniciativa de sostenibilidad empresarial promovida por las Naciones Unidas.
  7. Mostrar el compromiso de nuestra organización con valores y principios éticos universales y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
  8. Alinear nuestra estrategia empresarial con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y jugar un papel decisivo en la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Cada día son más empresas, a nivel mundial, las que participan en el Pacto Mundial, generando cambios tangibles en la consolidación de un planeta más justo y equitativo.

Si necesitas ampliar información, desde Qualen podemos asesorarte y plantear una propuesta de adhesión para tu empresa. Solicítanos información sin compromiso en info@qualen.es o a través de nuestro teléfono 911 701 260

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Follow by Email
LinkedIn